Video Gallery

Video Gallery

To View the Video

Inestabilidad después de artroplastia total de rodilla: Límites del la constricción

March 01, 2013

Contributors: Francisco Chana, MD, PhD; Javier Pereiro, MD; Antonio Rios-Luna, MD, PhD; Jose Manuel Rojo-Manaute, MD, PhD; Felipe Benito Del Carmen, MD; Homid Fahandez-Saddi, MD; Antonio J. Perez-Caballer, MD; Manuel Villanueva, MD, PhD; Manuel Villanueva, MD, PhD

Peer review has expired on this program. It is the viewer’s responsibility to determine the educational value of this historical content.
Peer review has expired on this program. It is the viewer’s responsibility to determine the educational value of this historical content.

Los autores ilustran los patrones de inestabilidad después de una artroplastia total de rodilla (ATR), las causas más comunes y los límites de la constricción de diferentes implantes que podrían hacer más predecibles los procedimientos quirúrgicos de reconstrucción. La inestabilidad representa una de las principales causas de ATR de rodilla de revisión, pero la dificultad para distinguir entre la inestabilidad sintomática y laxitud funcional puede llevarnos a subestimar esta epidemia silenciosa. Las causas más frecuentes de inestabilidad son la mala alineación de la extremidad, el mal equilibrio de los tejidos blandos y ligamentos, una selección inadecuada del implante o la colocación de este en mala posición. Para el componente femoral y tibial, hay seis grados de libertad, doce posibles malposiciones simples y múltiples combinaciones de estas, creando patrones complejos de inestabilidad, todo lo cual tiene repercusión en la estabilidad de los ligamentos. Las consecuencias de la mala alineación de la ATR son el mal equilibrio de los ligamentos, la sobrecarga de los tejidos blandos, del hueso, del inserto de polietileno y, a largo plazo, el aflojamiento aséptico. Una complicación temible de la inestabilidad, pero afortunadamente poco frecuente, es la luxación de la ATR. El factor de resalte o luxación para un diseño dado y el grado de laxitud en flexión serán determinantes para que se produzca o no esta complicación. La comprensión del tipo de deformidad puede ayudar al cirujano elegir el menor grado de constricción necesario para lograr un resultado reproducible y minimizar la inestabilidad sintomática. El tratamiento de la inestabilidad después de ATR exige la identificación y corrección de la malposición de los componentes y del equilibrio de los tejidos blandos, así como probablemente aumentar el grado de constricción. Aumentar el grado de constricción de la prótesis no obvia la necesidad de lograr una correcta posición del implante y alineación de la extremidad. La ATR de revisión no debe realizarse hasta que las causas de la inestabilidad han sido identificadas y se haya establecido un plan para corregirlas, previniendo así nuevos errores.

1 of 201
1 of 201